domingo, junio 17, 2007

Adios ...

Quiero llorar, las lagrimas están frías y saladas, lo que dijiste ayer lo olvidaste, tus zapatitos verdes, verdes como los parques y una banca, y tu y yo, y nadie más que tu y yo, besándonos. Tus ojos se me escaparon, palabras de adiós se involucraron, tu chalina verde y su olor a rosas, y la suavidad de tu piel, tu piel blanca y suave, tus manos frías, se marcharon. Porque así lo quisiste, así lo sentimos, porque nos dijimos y poco comprendimos que no más, los besos del ayer son recuerdos y las ganas de no verte más, las ganas del diablo y lo lejos, insultos crudos. Sé que te amo aunque mis ojos no quieran verte más, a pesar de los no te quiero y vete ya, la espalda, tu hermosa espalda indiferente, sus besos sin sabor y crudos como la noche, tus manos manchadas de intolerancia. No entiendo como quiero amarte y no verte más, talvez que seas un bello sueño y nada más porque cuando tu cerca estas, a mi lado sonriendo, son unas horas o quizás más pero luego todo se va, la oscuridad atormenta y se esfuman los te amo que alguna vez pronuncie y entre lagrimas te conté que quería que fueras mi esposa, la reina de mi huerto donde duerme un corazón mío esperando que nos pidamos perdón. Mas hay cosas que no se pueden arreglar y esta demás intentarlas, como querer agarrar el viento y volar, como querer danzar sobre tu piel, tus gemidos ahora son gritos de desprecio y tu sonrisa caras deprimidas. Te digo adiós mientras un corazón en mi mano agoniza y llora, mira tus ojitos fijamente para que nunca se le olviden y soñar, como lo hará todas las noches, es seguro, lo que nunca vendrá y pudo ser, lo que talvez pudo ser lo mejor para los dos si tan solo hubieras entendido que hay que ceder, que en el amor hay que perder para ganar, que en el amor el que más da es que el mas pierde y yo di demasiado y tu, y tu princesa, menos. Cierro los ojos para no derramar más lagrimas con tu nombre, la incertidumbre del que será o del quien estará ahora, contigo y sin ti, a tu lado y lejos, quizás besándote, quizás tocándote, pero jamás haciéndote un poema por cada mes como mi amor lo hacía, aunque ahora solo sean papeles estúpidos que se queman en el olvido y cuyas cenizas hieren mis ojos y hacen llorar una vez más. Sueño que vuelvas, si, no, si y no, que sea distinto a las anteriores, que esta vez me digas que me amas y que el mundo no puede recorrerse sin mi a tu lado, pero es tan difícil por culpa de tus ganas de hacer sola tu destino y tu orgullo sin sentido, y tu independencia estúpida. Si algún día vuelves trae contigo esas bancas y esas noches, esas sábanas y mi cama, esos besos y te quiero, para hacerme recordar que jamás dejare de amarte porque yo quise que fuera así, porque yo grabe tus iniciales en mi corazón a fuego vivo para quemarme si algún día me olvidaba de ti, por si algún día me olvidabas y yo quisiera lo mismo. Ayer derrame lágrimas, ayer se perdieron recuerdos y futuros sonrientes, tomados de las manos y con besos desencajados, ayer supe que tu olor se iba tan lejos y el negro de tus cabellos oscurecía mis días y el blanco de tu piel me decía que ahora todo sería blanco, sin colores y sin matices, sin vida. Para que no te indigne esto que escribo, si alguna vez lo lees, entérate, aunque sea ficción, que mis lágrimas se están secando y mi corazón marchitando, tu nombre se me está olvidando y tu sonrisa esfumando, pero me es imposible soñar que mientras sueño tu en un sueño aparezcas para soñar que nuestros sueños de estar juntos siempre aún viven.

2 comentarios:

Blackangel dijo...

Cuanta tristesa...

Los recuerdos son lo mas dificil de superar...

Un saludo

Anónimo dijo...

fuera de aca xD LO RECUPERASTE EN MENOS DE 3 dias =) beso te amo