viernes, noviembre 27, 2009

de fondo está el silencio,
¿y luego qué?
el auricular sonando,
alguna voz detrás,
los ojos llorosos de mi padre frente a mí,
un cuarto circular, sin ventanas, geométricamente perfecto,
como en algún cuento de Borges,
entonces pienso: el acertijo es el dónde,
¿dónde teveomeveonosvemoslosvemos,
dónde teencuentromeencuentronosencontramoslosencontramos?
importa un carajo si alguien entiende,
una vez soñé con una ciudad sumergida en el mar
y ahora aparece en los libros de mitología,
también soñé con una mujer que se hundía después de un viaje muy largo
y desaparecía antes de poder decirme su nombre,
aunque siempre creí que su era el mío,
helí, helí, helí, helí (bis),
la madrugada cae, golpea, escupe,
“en alguna ciudad del mundo, en algún lugar remoto quizás…”,
como anuncio publicitario horroroso,
como la sopa,
veo en mi mente a Mr. Bloom diciendo:
el hombre moderno es un puerco bípedo,
no se equivoca, el espejo está cada mañana,
pasamos frente a nosotros mismos,
nos vemos y volvemos a preguntarnos: ¿a dónde?
resumen: el mundo soy yo,
o viceversa,
mi reflejo es todo lo externo.

1 comentario:

kara::kara dijo...

Heli, maldito gay, sabes que te quiero no? si ya no vas a ser parte del colectivo hubiera sido bueno que al menos mandes un mail informandolo.
Por otro lado eso no quita que sigamos siendo amigos asi que ten la decencia de visitarme al menos una vez antes de que acabe el año, sino he de perseguirte y cortarte las bolas para hacerme un collar.
Te quiere
Kara